Caso1

Para evitar la baja laboral, el paciente buscó una alternativa no quirúrgica y finalmente se trató en nuestro centro mediante la técnica de VENA-FOAM

Varón de 44 años con grandes dilataciones venosas desde hace más de quince años. Nunca se preocupó por este problema, porque no le ocasionaba ninguna molestia, pero a consecuencia de un traumatismo presentó un episodio de dolor intenso y aumento de volumen en pierna izquierda, que su médico de cabecera diagnosticó como una tromboflebitis superficial y le recomendó tratamiento quirúrgico. Para evitar la baja laboral, el paciente buscó una alternativa no quirúrgica y finalmente se trató en nuestro centro mediante la técnica de VENA-FOAM. Se muestra fotos a los tres meses del mismo.


Caso2

Se le realizó Esclerosis (dos sesiones) y se complementó con una sesión de Láser.

Mujer de 35 años con muchos antecedentes familiares de Varices; trabaja como auxiliar administrativo y su situación estética empeoró con su segundo embarazo, pero nunca ha tenido síntomas. Se le realizó Esclerosis (dos sesiones) y se complementó con una sesión de Láser. Se muestra fotos del control evolutivo realizado a los tres meses después de haber iniciado su tratamiento.


Caso3 Se le realizó tratamiento VENA-FOAM (dos sesiones) para las dilataciones venosas mayores, después se complementó con tres sesiones de Esclerosis

Mujer de 51 años con antecedentes de intervención quirúrgica por Varices  en miembro inferior izquierdo en 1988; trabaja en comercio desde hace más de 20 años y ha tenido dos embarazos. Acudió a nuestra consulta por presentar pesadez y cansancio en ambas piernas. Se le realizó tratamiento VENA-FOAM (dos sesiones) para las dilataciones venosas mayores, después se complementó con tres sesiones de Esclerosis y a los cinco meses se hizo las fotos de control post-tratamiento. Tres años después sigue sin síntomas, ni Varices  visibles, pero acude a revisión periódicamente.


Llámanos tu primera consulta GRATUITA

Regístrate
Cerrar